De La Virtud

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

El mundo que en mis ojos fueron sueños ayer

Con mi palabra testimonio que me sé

De mujeres y esquinas donde sonora fue mi voz

En mi paciencia la virtud resuena mientras me esperan,

Sea el tiempo, sea yo, y sea el hombre,

¿A cuánto dije No para escribir este poema?

Como es mi soledad, así es mi fortaleza

Noches donde podría tener amor

Noches donde mis pensamientos son todo el universo

Donde en mí se inclinan todas las balanzas

Donde el propósito madura,

Sea otro día entre la furia y la firmeza de mi templanza.

¿Escuché esto antes cuando cerraba los libros?

Los labios veletas a mi paso marcharon

Pero jamás mi corazón destruyeron,

Lo que tome, mis manos limpias honraron

Y lo que dejé, devolvieron más honradas mis manos.

¡Oh, mundo donde ha de ser la voluntad de los que se proponen!

¡No creas muchacho en el discurso del millonario corrupto,

Ni en el saber de los que hieden en sus habitaciones!

Hazte paso en donde nadie antes ha ido.

El mundo que en mis ojos fueron sueños ayer

Son como estos poemas, cuando tuve que decir muchas veces No

Para escribir con mi palabra lo que en testimonio sé.

 

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Poeta

 

Todos los Derechos Reservados para

Julio Mauricio Pacheco Polanco

De la Virtud

 

Comentar este post