HASTA DONDE LLEGUEN LOS OJOS

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

Dónde termina el mundo

Dijo el hombre de piel descalzos

Cuando descubrió el mar

Y comprendió el saber de los brujos

De todo lo que era desconocido

Antes de sentir miedo y tentación.

Pensó que el comercio no era un pretexto

Para encontrar nuevas rutas en el mundo.

Las banderas ondearían donde nadie antes estuvo.

Y el hombre sintió en su pecho el amor

Y encantado, sus ojos se llenaron de otras emociones.

Pensó en monstruos y quimeras,

En otras interpretaciones para el mundo plano

En el desafío a lo establecido

Entre tribunales y herejías.

¿Podría el hombre alcanzar otra verdad para su historia?

¿Qué firmamento gobernaba en esas noches fulgurantes

Cuando el lenguaje del mar tras sus hechizos lo quiso suyo?

¿Había algo más allá de lo inconmensurable?

Las naves estaban llenas de vigorosos hombres

Sedientos de hazañas y glorias.

Se querían saber hombres en medio de lo desconocido,

Y así, alguien en un amanecer de locura

Siguió el impulso de los vientos

La renuncia a los peregrinajes montados en elefantes o caballos.

Entonces, ¿no es normal que el hombre sienta miedo

Antes de saber de lo que es capaz de lograr?

Porque así fue el mar y el hombre

Antes de estar en el centro mismo de éste

Donde alrededor no había tierra firme

Solo angustiosos minutos en la espera

De grandes quimeras, monstruos invencibles.

Fue así la leyenda del hombre del mar

Cuando ante lo desconocido se enfrentó

En contra de toda opinión.

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Poeta

HASTA DONDE LLEGUEN LOS OJOS

Comentar este post