EL HOMBRE QUE DECIDIÓ DEJAR DE PENSAR

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

Dijo el hombre que vive en la cabaña solitaria que queda frente al mar

Alguna vez estuvo lleno de urbes y grandes fiestas,

Cuando estrechó las manos de personas poderosas,

Cuando escuchó la canción más bella en el momento del amor

Esos momentos donde todo es revelado y la vida es encontrada.

Dijo el hombre que mantiene una postura serena y quieta

Sentado en las gradas de ingreso a su cabaña

Vio alguna vez la Luna desde el sky room de los rascacielos

Y tuvo que esperar muchos años para entender

Que las distancias son las mismas, así sean desde la orilla del mar.

Para llegar a conocer la armonía a mi edad dijo

Es necesario entender las luchas de las demás personas

Y ser honesto siempre ante sí mismo como ante los demás:

Una sola voz cautiva por su originalidad,

Eso es lo que los poetas llaman libertad, más bien,

Tener dos voces contrarias destina a la decepción y el fracaso.

Las estrellas siempre estarán allí y no puedo resolverlas

Desde mis noches en soledad,

Todas mis preguntas solo sirven para componer canciones

O escribir estupendos versos,

Mas hay tantas buenas canciones, tantos buenos poemas,

Tantas voces que han escrito sobre lo mismo,

En mi estar silente he hallado las voces del mar y el viento

Otra poesía y otras melodías me cautivan cuando dejo de pensar,

Si acaso dijese que mis pensamientos son errores

En ello mentiría, hay sabiduría en mis reflexiones

Pero me aburren, la sabiduría está bien para el muchacho de 18 años que la ambiciona

Yo ya tuve muchas veces el amor entre mis manos y mi pecho

Mis búsquedas desde luego no tienen por qué terminar aquí,

Me dicen estar embrujado por la paz

Yo solo lleno mis ojos de mar y noches nítidas

Y en silencio soy, de silencio me lleno

Hasta no pensar en nada

Para escuchar lo que llegado el momento todos deberíamos escuchar,

Pero no me vas a entender, así me dijo,

El hombre que vive en la cabaña solitaria frente al mar

Está viviendo el sueño de los monjes y ascetas.

Lo cierto es que dicen que se ha llenado de universo

Y que para él somos personas extrañas

Que no sabemos a dónde vamos,

Y creo que tiene mucha razón.

 

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Poeta

 

Todos los Derechos Reservados para

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Comentar este post