EL HOMBRE QUE SALIÓ DEL SISTEMA

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

 

El hombre que salió del sistema

No necesita mas que un buen libro

La música que él mismo compone

Desde la soledad de su habitación,

Todo el universo que es su mente

Desde donde él escribe, para ser constante.

El hombre que salió del sistema

No recibe órdenes de nadie

Y menosprecia al dinero,

Solo consume tabacos y cola negra

Y todo el tiempo es suyo.

Aprendió a valorar el saber de los Maestros

Y nos dice: alguna vez quiso salvar al mundo

En muchos días

Desde la palabra

Hasta los peregrinajes

Hasta en los psiquiátricos

Donde perdió la memoria

Y en estado vegetal estuvo.

El hombre que salió del sistema                  

Ama su libertad

Y rehúye de las mujeres que quieren

Colocar su nombre en sociedad.

Sabe que el compromiso del escritor

No es perseguir la fama ni la polémica,

Entiende de sus deberes

De las causas donde inevitablemente debe estar

Y todas las renuncias que esto implique

Esos sacrificios donde al final será malentendido,

Sabe de las encrucijadas

De los instantes donde no debe estar ausente

Cuando es necesario volver a intentarlo una y otra vez

Cuando de la familia humana se trata.

El hombre que salió del sistema

No perdió el corazón

Y es feliz en soledad,

A pesar de saber que ésta no durará siempre.

Lo que más ama de sí

El hombre que salió del sistema

Es que nunca negoció con nadie

Y que libre de corrupción está.

Así es el hombre que salió del sistema,

El que vive para sí.

 

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Poeta

 

Todos los Derechos Reservados para

Julio Mauricio Pacheco Polanco

EL HOMBRE QUE SALIÓ DEL SISTEMA

 

Comentar este post