EN ALGÚN LUGAR DEL MUNDO, UN PUEBLO MOVIÓ UNA MONTAÑA EN 3 SIGLOS

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

 

No fuiste al único que mintieron,

A todos nos mintieron.

No fuiste el único que fue traicionado,

Este pueblo está lleno de traiciones

A ignorancia de los que tienen fe.

No fuiste el único humillado

Y al cual le despojaron del lugar que te correspondía,

Tus aspiraciones legítimas

Fueron de todos, como todos,

Y a todos nos quitaron nuestro lugar

Sin que acaso el que lo ocupe tenga talento

O sea mejor que uno.

No fuiste el único que renunció

En contra de su voluntad

Cuando vio el sueño hecho realidad

Y lo que otros erradamente excusan como destino

En realidad fue una oportunidad negada.

¿Ya te has preguntado: por qué yo?,

Te diré algo joven lector,

Existe algo llamado Justicia que corre de murmullo en murmullo

Que los justos en sus noches de desvelo

Reclaman sin poder dormir;

El mundo está lleno de estas voces

Y muchos se van sin saber qué es ésta.

Te diré estimado lector:

La Justicia no es quemar edificios

Ni volar torres de alta tensión,

La Justicia va de la mano de la consecuencia

Del lado de los probos, de los correctos

De los que no cambiaron a pesar que el mundo sí cambiara.

La Justicia tiene sabor a paciencia, larga espera

Que no hay usurpador que sea intocable e invencible

Ni generaciones que nunca olviden

Hasta celebrarla en la noche que no acaba

Cuando La Ley sea escrita por el avasallado

Y con honra el polvo de sus zapatos

Retratase mucho tiempo su victoria.

 

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Poeta

 

Todos los Derechos Reservados para

Julio Mauricio Pacheco Polanco

El Oprimido

 

Comentar este post