DONDE NACE EL DÍA

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

Eras tan revolucionario

Que no tenías con quien hablar,

Las muchachas te observaban como alguien incómodo,

Alguien que no encajaba en sus protestas

La idea que tenían de la revolución.

Apareciste en un medio donde se hablaba diariamente

De querer cambiar al mundo

Y curiosamente eras el único que era fiel a ello,

Todos los demás tenían un libreto aprendido,

Nada era real, la obediencia les hacía repetir de memoria

Lo que debían decir para estar presentes,

Así algunos consiguieron trabajo y novia,

Otros ser publicados con libros que nadie leía,

Salvo si eran obligados por catedráticos que

Tenían que cambiar su discurso cuando estabas en clases.

Eras tan revolucionario

Que no tenías con quien hablar,

Tan revolucionario que caías antipático a los más rebeldes,

Por alguna razón que los demás no soportaban

Tenías todas las razones para rebelarte,

Eras una causa andante en medio de indiferentes y falsos discursos,

Por eso, cuando llegó tu momento de alzar la voz

Nadie supo qué hacer,

Nadie supo a quién acudir ni qué hacer,

Los más fuertes recordaron lo que es justo

Y los oprimidos no se sintieron identificados,

Tu voz era demasiado rara, extraña y sin embargo justa,

Eras demasiado revolucionario,

Mejor dicho, eras correcto, íntegro y rebelde entre farsantes,

Te habías rebelado contra lo que otros defendían,

Te habías alzado contra la derecha e izquierda,

Contra la mafia y contra la oligarquía,

Eras solo un muchacho solo contra el mundo

Y eso le dio más valor a tu voz,

No lo sabías, pero tu soledad era bella

Endiabladamente bella, épica para los recuerdos,

Las deudas eran una promesa hecha por el tiempo

Fuiste más fuerte que el destino,

Nadie pensó que a tus 45 años escribirías esto,

Nadie pensó alcanzarte a ver lo que ves en tu rededor

Entre los pocos, eres el que puede elevar el dedo de acusación.

En realidad no eras revolucionario,

Eras un auténtico rebelde,

Un muchacho con bandera propia,

Así fuiste honrado.

 

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Poeta

 

Todos los Derechos Reservados para

Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

 

Comentar este post