SOBRE EL ACOSO GAY

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

Mi indignación parte por una contradicción: los gays reclaman respeto, tolerancia e inclusión social, pero no respetan a las personas que no comparten sus orientaciones sexuales. Cada quien es libre de ejercer su sexualidad como más le plazca, pero la base de toda buena convivencia radica en el respeto. El que quiera ser gay, que lo sea, no es de mi interés. Lo condenable y repudiable es el acoso constante al cual me he visto sometido desde que estoy aquí en la ciudad de Arequipa. Que quede claro, me gustan solo las mujeres. ¡Dejen de joder!

Comentar este post