TODOS ROBARON EN MIS NARICES

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

Lavaron dinero todo el tiempo. Desde pequeños negocios donde no se vende nada, haciendo figurar ingresos mínimos en la banca que jamás harían sospechar que de esa forma se blanqueara dinero negro. Hostelerías, bares, hasta inmobiliarias, pasando por la trata de blancas, el narcotráfico y la venta ilegal de armas. Los conocidos “negocios tapadera” de algunas tiendas o restaurantes.

Lava Chorro o Lava Jato del portugués al español, fueron 8,000 millones de dólares donde se hicieron lavado de activos por un monto de 8,000 millones de dólares hasta el 2012, donde están vinculados los ex Presidentes de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, Luiz Inácio Lula da Silva, Fernando Collor de Melo, Dilma Rousseff, y los ex Presidentes peruanos, Alejandro Toledo, Álan García Pérez y Ollanta Humala, con las centenas de miles de personas que trabajaron para las constructoras que en base a sobornos y coimas, consiguieron obras importantes en toda Latino América, dando trabajo a quienes aceptaron esta corrupción continental.

El blanqueo de dinero se hace a través de la banca desde diversos lugares del mundo justificadas por compras, ventas de productos a través de la web donde no se revelan identidades, transacciones comerciales ficticias, facturas falsas, siendo difuminado por todo el mundo para ser imposible su rastreo, hasta volver al dueño de quien blanqueó el dinero, pero ya de forma legal, involucrándose en el sector inmobiliario, compra de obras de arte, donaciones de caridad, proyecciones sociales, creando con estos centenas de miles de puestos de trabajo en todo el mundo, creados por la construcción y las autoridades locales que se desentienden de esto, llenándose los bolsillos.

Todos robaron en mis narices, todos se hicieron de la vista gorda cuando alcé la voz reclamando un país honrado, honesto, donde el hombre virtuoso prevaleciera.

¿De qué habla un Escritor cuando está en contra de la corrupción y las mafias del crimen organizado? ¿Cuál es el discurso del Poeta cuando dice que quiere salvar al mundo? ¿Por dónde se desplaza si las personas que están a su alrededor lo ven como alguien molesto, alguien que no transó con la corrupción y habla de la Ética constantemente?

Todos robaron en mis narices.

¿A quiénes entonces robaron sus vidas? ¿Quiénes son los que no formaron parte de todo esta red de corrupción continental?

Dice la salsa: “¿y cómo lo hace, yo no sé, cuál es el negocio, sepa usted?”. Nadie que entre en política ignora todo esto, todo aquel que quiere entrar en política sabe a qué se va a enfrentar. La oratoria es un arte enseñado para robar, para hablarle bonito a la gente que espera como escribo siempre: su turno. Las promesas son eso: dinero fácil que llegará de alguna manera. ¿Levantar el secreto bancario?

Robaron en mis narices, a mis 45 años, contestando, protestando, rechazando estos males lacerantes. ¿Y ahora quién secunda mi voz? ¿Quién?

Es la palabra de un Escritor contra la de todos los que aceptaron la vida fácil. Pero nunca podrán negarme que todos robaron en mis narices y, que hay centenas de miles esperando a hacerlo. Ya no hay más preguntas. Ésta es la verdad de este sistema neoliberal.

 

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Escritor

 

Todos los Derechos Reservados para

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Comentar este post