EL DÍA DE CHINCHEROS

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

¿Quién puede atribuirse el honor de hondear nuestra bandera en Perú?, la respuesta es desconcertante: cualquiera. No importa qué mano la hondee en medio de la muchedumbre de personas, no importa si de por medio están millones de dólares que le costarán al Estado Peruano y serán cedidos a un Consorcio quienes, adueñados de un aeropuerto, se harán más millonarios de lo que son. En realidad se llega al gobierno peruano para llenarse de más dinero, esto viene desde que se fundó la República, y aquí nada tienen que ver los españoles, fueron los mismos criollos los que se pelearon con España para repartirse la riqueza que hay en esta parte del mundo, qué opina mi estimado Escritor. Ah, mateaba una limonada mientras mis ojos se perdían entre la inmensidad de un mundo que era tan ancho como ajeno, desde las épocas de Ciro Alegría. Pues el Perú no se jodió con Odría y esas 4 familias que agitaron a la población en la revolución del 50’s y cuyos nombres Mario Vargas Llosa se los llevará a la tumba. Nuestro Presidente solo aguantó 7 meses en el gobierno. Se vio el caso de Lava Jato y cómo había afectado a más de 10 países latinoamericanos, desde ex presidentes peruanos que quedarán impunes por delitos que prescribirán en medio de jueces y leguleyadas donde se hará abuso del derecho y todos quedarán libres de polvo y paja. Qué romántico sonó en las palabras de Hernando de Soto cuando habló de un cambio generacional, al menos así entendí cuando expresó que PPK tenía la mejor oportunidad de su vida para hacer una auténtica revolución dentro de Perú, al final, ya vemos lo que ha pasado, porque no me vas a decir que el Presidente ignoraba que Jimena, la hermana de Fernando Zavala, El Primer Ministro, es accionista del Consorcio Andino al cual el Estado Peruano le construirá literalmente un aeropuerto con nuestro dinero, entre bombos y platillos en Cusco, waynos y bastante cerveza, simplemente esto es la historia de siempre, solo que el descaro ganó a todos, una vez más me pregunto, para quiénes estoy escribiendo si hasta se piensa renegociar con Odebrecht para  terminar el Gaseoducto Sur Peruano. Entonces ya sabes estimado Escritor que todo el espacio aéreo es dominado por Lan Perú, espacio cedido en el gobierno de Alberto Fujimori y, ahora Piñera, ex Presidente de Chile, es uno de los principales accionistas del Consorcio Andino, a ver, cómo te explico la movida mi estimado Escritor: le sacan el dinero al estado en nuestras narices para hacer un aeropuerto que luego pasará a nombre de Piñera y a unos argentinos que se la llevarán literalmente gratis, sin que les haya costado un solo céntimo, y encima el pueblo de Cusco les hace fiesta, ¿qué carajos de Democracia es esta donde el Presidente mete la mano al tesoro público del Perú para dárselo a quienes no tienen ni para tomarse una taza de té y luego declararlos dueños de algo que nos cuesta a todos nosotros? El mate de limonada estaba helado, los cubos de hielo me hicieron recordar la frase: aquel que esté libre de culpa, que lance la primera piedra, en relación a que aquí en Perú todos tendrían un pasado presumiblemente corrupto. Yo lanzaría la primera piedra de buena gana, pero veo que hasta los periodistas más recalcitrantes se han rendido ante la noción de corrupción. Este es el final de una era y el inicio de otra, de la más descarada. Se ha dejado por sentado que se puede robar a cambio de hacer obras. Recuerda que Barata, el plenipotenciario de Odebrecht formó parte del Directorio de la ONG de PPK, no me vengan con vainas, ¡ellos saben con quienes tratan!, se reparten el Perú y entre ellos se miran, no se tocan, pero esperan su turno para hacerse de más fortuna. ¿Revisamos quiénes son los dueños del Perú y su pasado político después de la Reforma Agraria?, es inútil estimado Escritor, todo intento de postular a la Presidencia en Perú es un serio atentando a la poca decencia que nos queda a algunos, ¡solo entran a robar!, no hay diferencia si es que son de izquierdas, derechas o lo que fueran, todos quieren más riqueza, dejémonos de hacer análisis del discurso sobre el poder, esas son huevaditas para las clases de universidad, una vez que llegan al poder empiezan a llenarse de dinero, mira a Ollanta Humala, el hombre de la gran transformación, auspiciado por Odebrecht, mira a García Pérez, el más vil de los viles, acuñador de la triste e infame frase: la plata llega sola, tenía una Fundación en Europa desde donde se presume, lavaba dinero, y esto fue después de su primer gobierno. ¿Pero es que nos pueden mentir tanto? ¿Meterán preso a Alejando Toledo quien se alzó con la marcha de los cuatro suyos rebelándose contra el Dictador Fujimori? Porque te reitero que a ninguno de ellos los verás presos. Verás prescribir los delitos que se les imputan, verás lo mismo de lo mismo en los medios de comunicación hasta que la noticia ya no escandalice a nadie, hasta que aburra, hasta que entendamos las tenebrosas palabras de PPK cuando dijo que debíamos voltear la página con el caso Odebrecht. Escritor, el Bicentenario nos espera con candidatos probadamente corruptos donde las elecciones sean un circo aburrido y patético, mientras tanto, la gente seguirá la misma vida que lleva hasta ahora, total, a nadie le importa por qué razones se hondea la bandera del Perú si acaso eso signifique tener la casa de los sueños, el auto anhelado, el futuro asegurado, aquí nadie se salva, todos hacen feria con la Nación. ¿Qué representa nuestra bandera Poeta? Terminé de sorber mi limonada helada, mientras pensaba en todas las mentiras con las cuales los adultos nos repitieron una y otra vez que nuestro país requería cambios radicales. En ese momento entendí por qué Macondo debía estar conformado por hombres no mayores de 30 años, quizá 30 años sea una edad desde la cual aún las personas son íntegras, dignas de fiar, representantes de la credibilidad. Lo peor de todo que esto era una vez más realismo peruano, y seguiría siendo así siempre.

 

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Escritor

 

Todos los Derechos Reservados para

Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

Comentar este post