LA SABIDURÍA DEL ÚNICO AMOR

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

 

Y el ángel acudió al llamado

Y así dijo:

Cuando estés sanado

Comprenderás tú y ella,

La que tenga que venir,

Que el amor no es provocar ni sentir celos,

Que la mentira no cabe en la experiencia más maravillosa de la vida,

Que la confianza es igual de intensa como la lujuria

Y que a partir de ambos, tú, y ella

No serán necesarios los juramentos, las promesas.

El ángel que acudió al llamado dijo:

Ni motivo de dolor o tristeza alguna,

Ni motivo de angustia ni ofuscación alguna,

Ni motivo de amargura ni desengaño alguno,

Así es el amor para los sanados,

Los que entre sí se protegen,

Los que entre sí ven el bien de ambos,

Los que creen en la fidelidad,

Porque están sanados,

Porque alguna vez creyeron amar

Y errados, conocieron el daño.

El ángel que acudió al llamado habló:

Porque lo que es amor, pone en su lugar a las otras vivencias

Y dura más allá de todo, por ser único y primero,

No hay primer amor, solo hay un amor que nunca termina,

Habló el ángel de esta forma:

Que cuando estés sanado tú y ella, la que tenga que venir

Complacidos estarán uno al lado del otro,

Sin diferencia alguna, sin competencia alguna,

Siendo aliados en vez de enemigos,

Siendo la unión de dos caminos que anduvieron bifurcados,

Conociendo la excepción de los relojes

Porque cuando ambos estén juntos

Perderán la noción del tiempo

Hasta que la muerte llegue.

Así habló el ángel que acudió,

Cuando fue preguntado por el amor

Y en sabiduría se expresó

Ante la oración.

 

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Poeta

 

Todos los Derechos Reservados para

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Comentar este post