LOS  MENESTEROSOS Y LA PERDICIÓN

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

Extraña es la forma nuestra de ser,

Necesita el trance no resuelto

Para que la esperanza dé una razón

Porque cuando se tiene todo

Y la tranquilidad es distante de lo difícil

Ni el tedio espanta al que no padece

Sea así de enferma nuestra naturaleza

Buscar a quien derrotar

Soñar otra vez para hacer real

Lo que revela el luchar

Porque, ¡oh, pobre del que se sienta satisfecho!,

Sentirá el camino terminado

Y el transcurrir de la vida sin sentido,

Yo pregunto al Hacedor,

¿No había otra manera para la evolución?,

Qué mueve la inspiración:

La quietud donde nada se espera

Si acaso es ideal no esperar ya nada,

O la noche nueva que es prometida

Para la desventura de los que creen

A pesar de conocer el camino

Y no pueden dar gracias por la paz

De cuyo reino se quejan.

 

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Poeta

 

Todos los Derechos Reservados para

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Comentar este post