POETA

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

Es cierto, para escribir este poema

Para haber llegado hasta donde estoy

Tuve que pelearme contra todos,

Solo un hombre solo, nada más

Ni un dios, ni un gigante ni un príncipe,

Solo un hombre, y nada más,

Que enfrentó todo siempre con la palabra.

Incomprendido y terco,

Antes de tiempo, en el momento donde debí estar

Con miedo y sin miedo,

Cuando alcé, la voz, cuando deba volver a alzarla.

Mi bandera tiene un color sublime

Donde están escritos mis sueños

Donde no hay espacio para los odios,

Donde Dios a veces descansa

Para seguir caminando, como lo hago yo

En silencios agradables,

Como cuando el niño sonríe

Como cuando la muchacha se ha sentido amada

Como cuando mis pasos firmes me señalan otra vez el derrotero.

Aquí estoy, para recordarte lo que otros hombres soñaron

Lo que los visionarios prometieron desde siempre

Lo que está escrito para que el mundo cambie

Aquí estoy, vivo, intensamente vivo,

Como cuando la palabra revienta en el corazón

Aquí estoy, acercándome cada vez más

A mí mismo,

Para elevar mi canto más sagrado

Y testimoniar que supe vencer lo difícil

Para ser feliz, para retratar al tiempo

Y no transcurrir en vano,

Si acaso así siempre escribo.

 

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Poeta

 

Todos los Derechos Reservados para

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Comentar este post