RECUERDA EL INICIO DEL CAMINO

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

El Poeta era un sueño arrancado a la vida

Alguien que debía ser en una generación

La inevitable voz que se enfrentara contra todo

Los sublimes escritos que nos recordasen quiénes somos.

El Poeta era la causa donde el mundo se unía

Y los silencios se tensaban

Y las fábricas y las universidades volvían sobre la pregunta de siempre:

¿Qué hacer?

Cada palabra suya fue una vivencia

Y cada vivencia suya tuvo que ser como cada hombre lo fue y es,

Así fue llenando de versos brillantes página tras página,

Como exclamaciones inacabables,

Cercanas a los que desde sus soledades

Sabían del desamparo en el mundo,

El constante dilema ante el perder la fe

El sentirse en medio de una existencia de la cual,

Supo hallar la felicidad, contemplarla

Y vociferar: ¡¿Por qué no está esa vivencia a mi alcance?!

Lo que tenía que ser escrito antes,

Lo que se escriba ahora y se escriba después

Será la constante mientras la Poesía exista,

Mientras la recalcitrancia esté presente,

Mientras las páginas en blanco griten a los ojos:

¡Aquí estoy una vez más para que en mí escribas

Lo que otros no pueden hacerlo!

El Poeta era la soledad del mundo

El desamparo ante los más fuertes

La alzada de voz presente que fuese como la memoria

Que recordase a cada momento:

“Aún cuesta el pan en la mesa del hambriento,

Aún hay niños que miran con miedo al mundo,

Aún hay mujeres que luchan por un lugar dentro de este mundo”.

 

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Poeta

 

Todos los Derechos Reservados para

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Comentar este post