A PROPÓSITO DE LA ANÁMNESIS DE PLATÓN

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

“¿Por qué no puedo ser feliz,

Si veo que es posible

Y sin embargo mi salud me lo impide,

A pesar de ver la felicidad ante mis ojos?”.

¡Ah, 19 años que no volverás!,

Recordar la lucidez

Antes de saber de lo Moral,

Del puño metido en las entrañas de la amada,

De los excesos del sexo,

La cárcel donde el Alma padece

Y la mujer es una bacante complaciente,

¿Lo Bello debe estar condenado a lo abyecto?

Y recordar lo no vivido

Para entender las Ideas que escribo,

Existentes antes de mi consciencia,

Videncia donde me doy cuenta

El hombre es uno solo, en el tiempo,

Para lo que tenga que vivir,

Para lo que tenga que aprender,

Para lo que sea su sabiduría.

Podría decir que toda advertencia es inútil,

Que los yerros se reiterarán siempre,

Hasta conocerse para conocer el camino

Del dominio ante las pasiones.

He intentado creer en esta forma de virtud,

Pero una muchacha desnuda es el placer

Que desboca los instintos derrotando a la razón,

¿De las mieles pruebas

Sin pretender los votos del sabor insípido

De la templanza?

Razonable es lo expuesto,

Pero no da cabida a alguna teoría de la evolución,

Pues un primate no sabe qué es el Bien, la Belleza o la Virtud,

¡Ni mucho menos el goce en el sexo,

Que se convierta en lo propuesto por la Musa,

La Armonía que intentó explicar el universo

En once esferas!

 

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Poeta

 

Todos los Derechos Reservados para

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Comentar este post