EL HOMBRE QUE ESCRIBÍA Y NO QUERÍA DEJAR SU PAÍS

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

¡Oh, muchacho que escribes y crees que  tu destino  no está en tu ciudad!

Poco sabes de la cortesía y frialdad de los extraños que no te querrán,

¿Si no abrazaste las causas de tu pueblo, por qué debes hacerlo con extraños?

La voz del Poeta no necesita de palacios ni elites,

El lugar donde estás es el lugar desde donde debes enunciarte a los coincidentes.

¡No persigas las pestilencias de otras calles donde eres un extranjero!

Yo he visto a tantos poetas perseguir la fama o gloria en otras urbes,

¡Já!, hay algo que se llama territorio donde otros viven

Donde tus narices no debes meter, porque no es tu causa.

Si en tu ciudad haces lo que te complace y eres libre

¡Bendito seas!, porque ello no gozarás donde te desprecien o ignoren,

Recuerda siempre, el oficio de escribir no es alcanzar la celebridad,

Escribir responde a algo más que una necesidad,

Responde a un reclamo que otros callan.

Si tu voz suena fuerte desde donde estás,

Es porque tu cuna te protege y te da cabida para tal expresión.

¿Otra ciudad lejana en otro continente?

¡Ah, el genio que brilla no es tolerado por nadie!

No gastes tu tiempo aprendiendo otros idiomas

Ni pretendas ser laureado en la patria que no es tuya,

Con ese fin no se escribe.

La identidad de tu ciudad solo puede ser entendida en ella,

Tus versos por tanto no deben agradar a extraños

Tampoco debes anhelar la ciudad que no te pertenece,

A pesar que te inviten y prometan honores.

Recuerda que más de tres palabras son necesarias para los celos y la envidia.

No cambies tu ciudad por el silencio impuesto donde te callarán.

Tu causa es en tu ciudad, no en otro continente,

Tu poesía es aquí, más allá de las coincidencias,

Que no se escribe para ser reconocido, sino para recordar lo necesario

Y aquí, muchacho, donde descubriste lo necesario

Eres necesario, como tu poesía, porque nadie se enorgullece de un extranjero

Ni mucho menos deja hablar aquel que es diferente,

Recuerda, si ves algo que está mal, ¡lucha por cambiarlo primero aquí!

Ardua tarea dirás, pero es necesaria,

Preferible a caminarse las calles en otro continente donde arrinconado estarás

Y la nostalgia será querer volver a donde todo tuvo su razón de ser

Cuando empezaste a escribir, y te hiciste Poeta.

 

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Poeta

 

Todos los Derechos Reservados para

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Comentar este post