EL ORDEN QUE NO QUERÍA QUE LEYERAS

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

 

Todo aquel que lea mucho, padecerá de Alzheimer. Lo decía un médico, que además era Congresista de la República. Los representantes del oficialismo y otras bancadas voltearon a verlo. ¿Qué era ello?, lo espeluznante era que el 45% de la población peruana le creería, porque representaba a un partido que se regía en base a consignas. Recordé en ese momento a todas aquellas personas que alguna vez, al verme leyendo un libro extenso, de digamos, 800 páginas, apostillaron: “no es bueno leer demasiado, te vas a volver loco”. Lo cierto es que los hombres letrados que conozco no solo han amasado grandes fortunas, sino que su bagaje cultural era tan amplio que podían ser como esos hombres-libros que existieron en los grandes banquetes griegos, donde éstos recitaban libros enteros para los que dedicados al comercio, sin poder contar con tiempo para leer libros, tenían entre sus comidas a estos personajes para cuando personas importantes les visitaran y fuera momento de recordar a los grandes pensadores que siglos después, siguen vigentes. Es preciso y necesario que agregue la importancia de la lectura: “contrarresta el abuso de los que están en el poder, reivindica los Derechos Humanos, entera a la persona de lo que debe saber para ser persona, ciudadano, en relación a sus deberes y derechos”.

Todo aquel que lea bastante, padecerá de Alzheimer. Sí, es real, no es ficción, era el discurso de un médico que estaba dando consignas desde su condición de Padre de la Patria. Lo peor es que el pueblo le hará caso, consumirá más televisión basura, no tendrá oportunidad de leer libros de Derecho, consumirá más diarios sensacionalistas donde los titulares amarillistas sean su lectura cotidiana y acaso, reitero una vez más, solo bastará la barriga llena, una mujer con quien tener sexo que aspire a que su hombre tenga trabajos eventuales y que sea lo suficientemente bruto para evitar que piense. No, lo menos que quiere este médico Congresista es que el pueblo peruano lea y piense en consecuencia.

Alzheimer, demencia, trastorno cerebral en el lenguaje, el pensamiento, la memoria, hasta el no poder realizar las actividades diarias normales. Pensé que cuando la vileza llega al poder, es capaz de todo, que el pasado de este partido fue nefasto para nuestra historia y, en su pretensión de volver a gobernar lo sería más, si debo recordar todo el aparato periodístico que tuvo cuando gobernó, inventando titulares que alimentaban el morbo, destruyendo el habla peruana para desplazarla con el uso de una jerga que se acomodaba al ingenio de cada ciudadano con su propio aporte, acuñando palabras nuevas, deformaciones gramaticales donde lo académico era mal visto, al menos en el contexto de los no letrados, los que estaban del lado de un oficialismo que en su momento solo quería gobernar a un pueblo que pensara lo menos posible.

No se quería a nadie cuestionando los actos de corrupción que se daban desde el poder. Alguien que leyera mucho y no estuviera de sus filas, era alguien peligroso, alguien que podía contestar, alguien que podía alzar la voz en nombre de la justicia. Por eso, los demás Congresistas al escucharlo, se frotaban los ojos y se metían los dedos a los oídos para verificar si era cierto lo que habían escuchado, si acaso había sido muy densa la exposición del caso que estaban tratando, si no era lo escuchado producto de un agotamiento intelectual de horas de horas de debates. Pero no, era real lo dicho por el Padre de la Patria.

Inmediatamente se viralizó por las redes sociales su desafortunado comentario sobre los daños ocasionados por la lectura y el por qué eran poco recomendables para el pueblo peruano. ¿Qué cuál era la razón?, estaba muy claro, cada día salían más archivos y documentaciones sobre actos corruptos de su partido cuando gobernó el Perú en la Dictadura de los noventas. La consigna, era clara: “¡no leas, haznos caso en todo a ciegas, pero no leas, sino, te volverás loco!”. Si lo dice un médico que tiene autoridad sobre la salud y que además es Padre de la Patria, pues estamos mal, muy mal.

Es el sistema, una Democracia que pone como legisladores a mercenarios de la Ley que solo verán por los intereses de los Grupos de Poder que representen, haciendo por ende más bruto al pueblo peruano.

 

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Escritor

 

Todos los Derechos Reservados para

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Comentar este post