LAS DOS MANOS

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

Para resistir, debes entender que tienes a derecho a ser dueño de tu vida,

Para resistir, debes haber sentido las calles de la ciudad buscada,

Los que se oponen a la resignación cantan de otra forma,

Tarde o temprano los hombres fuertes te hablarán

En adelanto te diré que el mundo podrá ser tuyo,

Que cuando dicen que la oportunidad es una sola

Te están diciendo que la integridad puede tener un precio,

Pero no necesariamente los hombres fuertes te querrán corromper,

Te dirán: “en esta mano está el mundo de los que llevan una vida fácil,

Puede ser tuyo ahora mismo”,

Y después que medites, añadirán: “y en esta otra mano está la historia

De los que resistieron contra todo”.

Nunca te confesarán que necesitan a los últimos,

Tu derrotero será incierto hasta el día en que el mundo ansíe con más fuerza

Tu Resistencia.

Norte, Norte, Norte de los han de ser amados por siempre,

¿Sabes que los que se oponen a la resignación, cantan de otra forma?

Así se escribe un poema, así nace el verso que representa a todos,

Así es la inspiración de los que inspiran

Así son los caminos donde nadie antes ha estado

Y todos han soñado.

Ya conoces las dos manos de los hombres fuertes,

¿Irás tras el norte donde el cantar es vibrante?

Ya no hay excusas si las dudas te asalten,

Que el que persiguió su sueño lo está alcanzando

Y otros que están más allá ya han hablado sobre los sacrificios

Sobre la marcha donde es todo o nada.

Así son las dos manos de los hombres fuertes,

Ya no tienes misterios en tu camino

¡Muchacho que buscas el Norte!

 

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Poeta

 

Todos los Derechos Reservados para

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Comentar este post