DEL AMOR, LA MUJER, Y EL POETA

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

No te enamores de un Poeta jamás,

No solo te arrastrará hasta su gloria

Sus luchas por un mundo mejor

Sus ideales incomprendidos cuando nadie se alzó

Cuando fuera necesario, cuando él deba elevarse

Si fuera necesario solo, totalmente solo.

No te enamores de un Poeta jamás

Porque éste desprecia el dinero y toda riqueza,

Cree en la virtud y en otra forma de ser hombre

Para un mundo donde estamos todos yendo a la deriva.

No atrapes el corazón de un Poeta para siempre

Porque serás para él, tú, la representación de la mujer

Y así escribirá sobre la mujer constantemente.

Ten cuidado cuando intentes mentirle,

¡Ten cuidado si te tiente un Monarca o un jeque árabe!

¡La historia conspirará contra ti!,

Y no te perdonará solo a ti,

Sino a todo el género femenino,

Y nada habrá cambiado en las relaciones dadas

Entre los hombres y las mujeres.

Recuerda siempre que el Poeta es todos los hombres

Y tú serás la mujer que represente a todas las mujeres

Y así escribirá su Poesía.

Porque si vas a entrar en el universo del Poeta,

¡Hazlo que cante para las contadas alegrías del hombre común!

¡Hazle recordar a cada momento por qué lucha tanto!

¡Hazle sabio para que tenga las respuestas en las horas supremas que son constantes!

Y por sobretodo, recuerda que es solo un hombre,

Ni un gigante, ni un dios, ni una bestia, solo un hombre,

Un hombre que aún cree

Y cuya fe puede ser el golpe que renuncie ante su propósito

O la fe que necesitamos todos para seguir avanzando.

Es así el Poeta cuando ama, si hemos de hablar de lo intenso

De los que en sus ojos otro mundo ven,

A pesar de ser solo un hombre, nada más,

Un hombre.

 

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Poeta

 

Todos los Derechos Reservados para

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Comentar este post