LA MULTITUD SIN NOMBRE

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

 

Otra tarde para olvidar.

Las calles están desoladas

Llueve en la ciudad,

Esos anuncios tan luminosos

Esas pantallas llenas de publicidad

¿Deberían ser felices todos?

No es tiempo de amar,

A dos horas el mar

Ese horizonte donde el sol es absurdo,

Las cuentas que se sacan en este mundo

Nada tienen que ver con Dios tan ausente.

Una guitarra toca una melodía,

Solo los muchachos la escuchan,

El Fiscal espera a los discretos,

Hombres de camionetas del año

Con viajes a Europa o Miami,

Un par de amantes,

Y una esposa bien flaca, alta y blanca,

Estos niños bien,

De los cuales no sabes nada,

En otra parte de la ciudad

Se agitan banderas manchadas por el alcohol y las drogas,

El desorden es el espacio de los sin opción,

Los que nacieron solo para gritar.

Otra tarde para olvidar,

Entre camisas limpias, sacos de marca

Y órdenes donde  eres nadie,

Solo un recuerdo de quien tomó el camino más corto

Antes de perderte otra vez entre la multitud,

Antes de volver a ser esa multitud

Que carece de nombre.

 

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Poeta

 

Todos los Derechos Reservados para

Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

Comentar este post