EL DERROTERO

Publicado en por Julio Mauricio Pacheco Polanco

 

No soy tu camino ni el de nadie,

No pedí nunca permiso para avanzar

Donde todos agachan la cabeza

Sin saber a quién seguir.

Fui difícil y lo seguiré siendo

Así como escribo este poema

Que solo yo lo puedo recitar,

Así de igual manera vine a enseñarte

Qué es una leyenda,

Qué significa ser único.

Porque así como para cada hombre

En el principio, un destino fue apartado,

Aparecí en una época donde todos eran nadies

Y el miedo reinaba cuando se trataba de empezar,

Por ello, los laureles de los vencedores

Son miasmas que ellos mismos no se creen

Y al voltear la mirada hacia atrás

Querrían volver a empezar el camino que no se atrevieron a seguir.

Yo he sido feliz y desdichado

Pero al fin y al cabo

Puedo dar fe de ser el único que fue fiel a su camino

Y limpio y ético me acerco a lo que fue propuesto para mí

Si acaso a esta hora soy el último

En medio de un mar de voces que perdieron su identidad.

Por eso, no soy tu camino ni el de nadie,

Soy justo en esto, como mayor en mi ventura

Que el dedo que fue señero se está alcanzando

Para la desgracia de los que adelantaron haciendo trampa

Y ahora conviven entre sus mentiras 

Y  nada tienen, en la hora de las honras y verdades.

 

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Poeta

 

Todos los Derechos Reservados para

Julio Mauricio Pacheco Polanco

Comentar este post